*

99 Aniversario // El Universal

septiembre 30th, 2015
Destape a Procampo

image

El programa creado para apoyar al pequeño agricultor favoreció a narcotraficantes, funcionarios y  empresarios. Una investigación de  EL UNIVERSAL lo dejó al descubierto en 2009 

Jessica Vilchis Matias

El Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo) inició en 1994 con el objetivo de ayudar a productores agrícolas  y como apoyo compensatorio ante la apertura comercial del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). EL UNIVERSAL dio a conocer el 27 de julio de 2009 el financiamiento a familias de funcionarios, diputados, empresarios y hasta narcotraficantes, quienes obtuvieron millones de pesos.

En aquella publicación, Mauricio Merino, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), explicó: “Aunque Procampo nació como un mandato explícito de transparencia y combate a la corrupción, desde sus orígenes hubo muchas ventanas de oportunidad a la captura y el uso político de los subsidios, y muy pocas para la vigilancia pública sobre la integración del padrón y sobre las modalidades de pago a los apoyos”.

“Ayuda” para los campesinos

De acuerdo con los informes obtenidos, el gobierno federal destinó al proyecto 171 mil millones de pesos de 1994 a 2008, además recalcó que los campesinos representaban el 80% del sector agrícola, todos poseían menos de cinco hectáreas y recibieron alrededor de 46 mil millones de pesos. Esta investigación  arrojó que en esos 14 años, de 1994 a 2008, se les dio sólo 10 mil 600 pesos a cada uno y del resto del dinero no se daba cuenta.

En la nota publicada, la Confederación Central Campesina (CCC) señaló que debido a la ayuda a los gobernadores, diputados y empresarios, los agricultores dejaron de sembrar maíz en 1.9 millones de hectáreas para poder sobrevivir y añadió que de acuerdo con una encuesta hecha por Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria, se percibía que el 42.4% de los productores destinaba sus recursos a necesidades básicas como alimento, ropa, transporte y fertilizantes.

Irregularidades en el padrón original

El primer director de Procampo, José Octavio López Presa, mencionó lo sospechoso que se veía el padrón original del proyecto: “Tras la organización inicial del programa, no sólo hubo una tensión manifiesta entre las grandes organizaciones de campesinos y productores que intentaron (y lograron) que sus agremiados fueran inscritos en el padrón”.

López Presa, en  entrevista con EL UNIVERSAL difundida en julio de 2009, dijo que un mes antes de las elecciones presidenciales se había realizado una reunión donde “un alto funcionario cercano al secretario de Agricultura (Carlos Hank González) propuso que se beneficiara a los municipios gobernados por el PRI”, por lo que se opuso a la  sugerencia y mandó un correo electrónico donde decía que no se utilizaría a Procampo con fines electorales. Después sería despedido.

Beneficiarios de alto nivel

Luego de indagaciones realizadas por EL UNIVERSAL, el 28 de julio de 2009, al día siguiente de la publicación, se dieron a conocer algunos de los beneficiarios, la mayoría vinculados con los principales cárteles de México: el de Sinaloa, el del Milenio, el de Juárez y el del Golfo. Los que figuraban en el padrón eran familiares del líder del Cártel de Sinaloa: Ismael El Mayo Zambada, quienes recibieron apoyos de 998 mil 267 pesos entre 1993 y 2003.

La hija de Zambada, María Zambada Niebla pidió 80 hectáreas sin notificar y su hijo Vicente Zambada Niebla recibió 555 mil 220 pesos; también están los hermanos de Joaquín El Chapo Guzmán: Jesús, Ofelia y Aureliano, quienes  recibieron 376 mil 198 pesos en el 2008.

En relación con el Cártel de Juárez se ubican a los Carrillo Fuentes a quienes se les destinó entre 2 mil 607 pesos hasta 2 millones 450 mil 581 pesos, además de que aparecían 44 veces en la lista.

Otro favorecido del Cártel del Milenio fue el hermano del fundador Luis Valencia Valencia, Ventura Valencia Valencia, quien obtuvo en 2008, 50 mil pesos.

Por último, del Cártel de Golfo se encontró al hermano del jefe Juan García Ábrego, Humberto García Ábrego, quien recibió 342 mil 384 pesos.

También estaban registrados los hermanos del ex presidente Vicente Fox Quesada: Javier, José Luis y Cristóbal quienes fueron beneficiarios desde el 2000. Además, estaba el ex gobernador de Durango, Ismael Hernández Deras, quien también perteneció al padrón desde el 2000 hasta el 2008 y cobró 26 mil 260 pesos.

Aparecían otros dos ex mandatarios, de Durango y de Chihuahua, Maximiliano Silerio Esparza y Fernando Baeza Meléndez, respectivamente. Al primero se  le otorgó un millón 161 mil 756 pesos, mientras que al segundo se le concedieron 305 mil 44 pesos.

Depuración de Procampo

Luego de la investigación de El Gran Diario de México, tiempo después fueron eliminados de la lista familiares de narcotraficantes y funcionarios.

El 14 de agosto de 2014, la Secretaría de Agricultura, Pesca y Ganadería (Sagarpa) anunció una depuración a Procampo para 2015, cuando eliminaría a las grandes empresas que recibieron recursos, sin requerirlo, durante todo el sexenio de Calderón (2006-2012).

En entrevista con este diario en agosto de 2014, Marcos Bucio, oficial mayor de la dependencia, aseguró que se sacaría de la lista a las grandes empresas porque la finalidad del proyecto es ayudar a los pequeños y medianos productores del campo.

También mencionó que se retiraría el apoyo a dueños con parcelas de entre 70 y 100 hectáreas.