*

99 Aniversario // El Universal

*Audiffred, Naranjo, Helioflores, Boligán y Omar, calidad estética y espíritu crítico.
* Durante más de dos décadas, los dibujos de Audiffred reflejaron su ironía punzante y crítica mordaz
* El valor de la sátira como instrumento cultural, prevalece en los cartones que se han publicado por décadas en EL UNIVERSAL

Por Aída Castro/CIDAU-Hemeroteca
[email protected]
Las páginas de “El Gran Diario de México” registran los trazos de los dibujantes más importantes del país. Estos “editorialistas gráficos -como los nombró el escritor Rafael Solana-, en una sola ojeada inculcan a los lectores sus opiniones salpicadas de gracia, de ingenio, en los que alguna vez se llamaron monos, en otro tiempo caricaturas y hoy cartones… son un híbrido de dibujante y crítico, de publicista. Significan una verdadera fuerza en la formación de opinión pública”.
EL UNIVERSAL fue pionero en esta modalidad desde los primeros años de su fundación. El primer cartón político se publicó el 22 de octubre de 1916, y fue de J.M. Peña bajo el título: “Los candidatos constitucionalistas para el Congreso Constituyente”. Hoy, en este 98 aniversario abordamos las amplias trayectorias de Audiffred, Naranjo, Helioflores, Boligán y Omar.

AUDIFFRED
Audiffred es considerado uno de los grandes exponentes de la caricatura costumbrista mexicana del siglo XX. El artista fue pionero de la historieta en México, con Don Timorato y las aventuras de El Señor Pestaña. Fue un hombre dulce, tímido y amable. Aficionado al boxeo y al automovilismo. Andrés Audiffred nació el 30 de noviembre de 1895, en la ciudad de México. Egresó de las escuelas de dibujo al aire libre de Churubusco y Coyoacán. Fue aprendiz del primer director del Departamento de Dibujo de EL UNIVERSAL, Carlos Alcalde. En las páginas de este matutino el 1 de diciembre de 1924 apareció por primera vez su tira cómica deportiva: “Kid Cáscaras” que abordaba las peripecias de un boxeador deseoso siempre de escalar la fama, pero sin conseguirlo.
En este diario dibujó gran serie de personajes que iban desde soldados, maleantes, artistas, merolicos, hasta diputados. Cada uno de sus trabajos reunía la visión de diversos hechos. “Fue en la década de los cuarentas cuando comienza en EL UNIVERSAL la época predominante de este extraordinario cartonista, quien supo interpretar con maestría y un estilo propio, el proceso de cambios acelerados que vivió el país como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, escribió el periodista Guillermo Fabela en el libro “70 años de la caricatura en México de El Universal”.

cartón despedida Audiffred 9 dic 1958

Siluetas de Audiffred, sección editorial en los años cincuenta.
En El Universal Ilustrado colaboró en numerosas portadas. Dibujó los rostros de los personajes públicos de su época, desde Al Capone hasta María Conesa. De sus retratados, Audiffred dijo: “Casi siempre sobresale en mis cartones un personaje intercambiable en su fisonomía, este sujeto constituye mi obsesión, a tal grado, que vive la vida más amplia de mis muñecos. Es un ser trágico o cómico, triste o jovial y, casi siempre, moviéndose en el plano de lo ridículo”.

En los años cincuenta apareció en la sección editorial de este matutino su cartón “Siluetas de Audiffred”, en el cual imprimió su ironía punzante, su crítica mordaz, pero constructiva a la vez.; Su última “Silueta” se publicó el 5 de diciembre de 1958. Inclinado sobre su mesa de trabajo, la muerte lo sorprendió a los 63 años. El 8 de diciembre de 1958, su féretro fue escoltado por Rafael Solana, subdirector del Gran Diario de México, Gerardo Murillo “El Dr. Atl”, Rafael Freyre, Jorge Vargas y Rius, entre otros y sus restos fueron depositados en el Panteón Francés de San Joaquín.

 

NARANJO

“El cartonista debe ser un rebelde con lo que ve, dice o escucha. Y no sólo eso: será más incisivo e inteligente mientras más ´pesimista´ sea ante la realidad”, así describió Naranjo una de las características básicas del cartonista. Con más de 40 años de trayectoria, Rogelio Naranjo es visto como el maestro de maestros de la caricatura mexicana actual. Desde diversos medios impresos, incluido EL UNIVERSAL ha sido crítico de la clase política mexicana, en donde ha retratado a los presidentes de México, desde Gustavo Díaz Ordaz hasta Enrique Peña Nieto.

Sus primeros trabajos en este diario aparecieron en 1972, con el cartón titulado: “Las reglas del juego”, publicado el 16 de octubre. Aquí fue donde aprendió con rigor el oficio de caricaturista político, según dijo él mismo en una entrevista con este rotativo y publicada en enero de 2013. “Hacía cartón político en el periódico Cine mundial, poco después llegué a EL UNIVERSAL y a El Gráfico, tenía que hacer dos dibujos diarios, era pesadísimo y sobre todo para mí que no tenía ninguna experiencia, estaba prácticamente inventando el oficio de caricaturista político, pero luego con el tiempo fui mejorando y madurando un estilo”.

Además de retratista, Naranjo es realizador de historietas, ilustrador de carteles y libros; artesano y maestro en el tallado de madera. Nació en 1937 en Morelia, Michoacán. Después de ser dibujante en la Sala de Etnografía del Museo Nacional de Antropología inició su carrera como cartonista en El Gallo Ilustrado, suplemento del periódico El Día.

Por sus trazos han pasado escritores, poetas, pintores, artistas, entre otras personalidades. Se han publicado varios libros con dibujos, cartones y retratos de su autoría, entre ellos “Los Presidentes en su Tinta” y “Vivir en la raya”. A lo largo de su extensa carrera, el dibujante ha recibido múltiples premios y reconocimientos, como el otorgado a su trayectoria periodística, por parte del Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo, el 22 de octubre de 2013.

NARANJO 1

 

HELIOFLORES
Arquitecto de profesión y crítico de la prepotencia norteamericana, Helioflores se ganó en México el Premio Nacional de Periodismo en los años 1986, 2001 y en 2012, fue reconocida su trayectoria periodística. En Canadá ganó el Grand Prix, otorgado por el Salón Internacional de la Caricatura de Montreal, en los años 1971 y 1988. Desde 1972 publica en las páginas de EL UNIVERSAL. El 7 de noviembre de ese año apareció uno de sus primeros cartones titulado: “Votación en EE UU”.
Helioflores es admirador del ilustrador Ernesto García, El Chango Cabral, y del trabajo de Rius. Inició su relación con la caricatura a los 12 años, cuando cursaba la secundaria y fue en el Diario de Xalapa donde logró vender sus primeros trabajos, “vi que el diario pedía caricaturas y las llevé. Eso lo recuerdo de manera especial porque llevé como 20 y me aceptaron tres y me pagaron diez pesos por cada una”, recordó en aquella plática con El Universal.
Helio Flores Viveros nació en Xalapa, Veracruz, el 8 de octubre de 1938. De 1966 a 1967 vivió en Nueva York y estudió en The School of Visual Arts. En el 2002 su cartón titulado “Niño héroe”, obtuvo el Premio Nacional de Periodismo. En junio de 2011 presentó el libro: “Helioflores, 50 años de cartones, crítica y humor”, una antología con 300 cartones, publicada por EL UNIVERSAL y la Universidad Veracruzana.

 

Helioflores cartón Premio Nacional Periodismo 2001

BOLIGÁN
Boligán incursionó en la caricatura a los 14 años, “desde entonces no he dejado de dibujar un sólo día de mi vida”, afirmó Boligán en una entrevista del 2011. El cartonista ha cultivado todas las ramas del humor gráfico y su trabajo lo ha llevado a obtener más de 100 premios nacionales e internacionales.
Ángel Boligán Corbo nació en San Antonio de los Baños, La Habana. Adoptó la nacionalidad mexicana y desde hace 22 años radica en nuestro país. Se graduó como profesor de Artes Plásticas en La Habana en 1987, año en el que recibió su primer premio internacional. Publicó su primer cartón en EL UNIVERSAL el 15 de julio de 1992, con el título: “Paraíso”. Su obra, exhibida en este diario y otras publicaciones, aborda todas las ramas del humor gráfico: historietas, caricaturas personales e ilustraciones.
El artista gráfico es de trato amable, siempre de buen humor, bromista y de sonrisa permanente. En sus cartones, además de su humor, se puede apreciar un estilo metafórico y sin usar texto, en donde lleva a sus lectores a reflexionar. “Nunca explico lo que quieren decir mis dibujos. Me gusta que le ‘rasquen’ un poquito, además, a veces ni yo estoy seguro del significado”, afirma.
El 20 de abril de 2009 se dio a conocer el Premio Nacional de Periodismo 2008 y Boligán obtuvo el galardón en la categoría de caricatura. En mayo de este año, el dibujante formó parte del documental “Soldados de la democracia”, dirigido por la cineasta Stépanhie Valloato, el cual muestra la vida de 12 caricaturistas y que fue presentado en el Festival de Cannes, en Francia.
Boligán es miembro del Sindicato Internacional de Caricaturistas Caglecartoons,Inc. de Estados Unidos; miembro de la agencia Courrier International de Francia; miembro de la agrupación internacional Cartooning for Peace con sede en Paris; y Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (U.N.E.A.C). Además de publicar en EL UNIVERSAL, los cartones de Boligán se pueden ver en 800 medios impresos alrededor del mundo, entre ellos en las revistas Conozca Más y El Chamuco.

OMAR DÍAZ TRUJILLO
Con estilógrafos, tinta china y pinceles, Omar elabora sus cartones políticos que se publican en EL UNIVERSAL desde hace más de dos décadas. Este artista autodidacta, es originario de Cuernavaca, Morelos, nació el 27 de abril de 1966. Con su cartón: “De vuelta a la realidad” obtuvo el Premio Nacional de Periodismo 2010, otorgado por el Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo.

OMAR 3

Omar Díaz Trujillo, recibiendo el Premio Nacional de Periodismo 2010
Omar Díaz Trujillo afirma que a la edad de cuatro años inició sus primeros dibujos, “me gustaba dibujar la máscara de El Santo”. En 1980, a la edad de 14 años ganó el concurso de dibujo infantil “México visto por sus niños” y viajó por primera vez a la Casa Blanca a recoger su premio, de manos de Rosalynn Carter, esposa del ex presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter.
El humorista sólo publica cartones políticos porque dice, “no tengo humor blanco, mi caricatura es política”. Tampoco hace historietas porque, afirma: “son complicadas de hacer cuadro por cuadro”. La pintura sí le gusta, ha hecho cuadros de paisajes, de la figura humana, en particular le gusta pintar mujeres obesas, influido por las obras del pintor y escultor Francisco Zúñiga.
A la edad de 17 años publicó en semanarios y revistas de Morelos. Sus primeros cartones los dio a conocer en 1988 en el Diario de Morelos. En 1992 colaboró en una sección regional de esta casa editorial llamada EL UNIVERSAL Morelos. Sus primeros cartones políticos fueron en la sección de Estados desde 1994 y después en la sección Editorial de este diario. Además, se han publicado dos libros con sus cartones: “La política a patadas” y “Somos o no somos”.

* Pie de Fotografía

Helioflores,  calidad estética y espíritu crítico.